El flequillo de Kate Middleton anunciaba embarazo

Como mi fanatismo por la duquesa de Cambridge llegó a resultar cargante (hasta mi madre protestó debido al hartazo bloguero), ahora todos mis pensamientos sobre ella me los reservo para mí.  Por eso, cuando hace unos días Kate Middleton apareció con su cambio de look tan Ángeles de Charlie -por cierto, en EEUU ya es el peinado más demandado- me pregunté si aquella transformación escondería una buena nueva. El corte de pelo (aunque solo se trate del flequillo) en una mujer casi (aunque me atrevería a quitar ese «casi» e insistir con otro «siempre») siempre se debe a un cambio de rumbo (profesional, sentimental o saludable), ya sea impuesto o voluntario. Yo este año me lo he cortado dos veces. Os podéis imaginar el desgaste físico, mental y emocional. En fin, felicidades a Kate y William.