¿Por qué no convence el retrato de Melania Trump?

“Modelo desde los 16 años”. Este es el único dato de la breve biografía de Melania Trump que se comprueba con el retrato oficial de la nueva primera dama estadounidense. La esposa del presidente Donald Trump posa vestida de negro (también lo hicieron Michelle Obama y Hillary Clinton), mira a cámara (como le enseñaron en las campañas publicitarias que ha protagonizado durante su carrera), con los brazos cruzados, pero con las manos perfectamente colocadas para que sus dos joyas (la alianza de casada y el impresionante anillaco de pedida de 25 quilates valorado en 3 millones de dólares del que jamás se desprende) tomen protagonismo. LEER MÁS

 

Captura de pantalla 2017-04-06 a las 9.57.20

Análisis carteles electorales Galiza 25S

Alberto Núñez Feijoo – PP

Acierto El acierto será si no cuelgan ese cartel en las calles #madremía
Error Resulta un pelín pretencioso (dile pretencioso, dile imperialista) que el careto del candidato (aunque sea el presidente en funciones y probablemente el vencedor de los comicios) represente al territorio de Galicia.
Incongruencia A ver, como recordatorio en su funeral podría servir. Pero entiendo que no es la idea. Que va a ser padre, por el amor de Dios.

feijoo

 

 Xaquín Fernández-PSdeG

Acierto  Aunque jugar con los colores de la bandera es un recurso demasiado manido, aquí tiene excusa porque combina con el azul de sus ojos.
Error La fotografía es impresionante y serviría como portada de la revista Esquire. Ahora bien, después ves a Xaquín Fernández en su día a día y te preguntas si el hombre del cartel es él. No es nada recomendable confundir al elector.
Incongruencia Lo que transmite la mirada (profundidad, dureza) no acaba de encajar con el lema (“una respuesta nueva”). Creo que la mirada tiene bastante significado para adjetivarla. Yo hubiera optado por poner sólo “una respuesta”. Los ojos ya lo dicen todo.

psg

 

Luis Villares – En Marea

Acierto #unsolobotón, eso siempre es motivo de celebración.

Error No es Xosé Manuel Beiras, el político más elegante de toda Europa. No tiene su gusto ni su estilo, ni parece que se esfuerce para poner remedio.

Incongruencia La postura, sentado de un modo informal, encaja con la imagen del partido. Sin embargo, las manos delatan cierta tensión (búsqueda de consuelo que el posar ante una cámara puede provocar a numerosas personas) y anulan parte de la serenidad lograda con la postura.

enmarea

Ana Pontón – BNG

Acierto Haber escogido una instantánea en la que además de sonreír con los labios, lo hace con los ojos (sinceridad). 

Error No son ni los tejidos ni las tonalidades que más le favorecen. La apagan.

Incongruencia No se distingue bien qué está haciendo con la mano. No sabes si te la está ofreciendo, si agarra ya a alguien o te está golpeando. Quizá con la propaganda electoral audiovisual se entienda mejor, pero el cartel no debería necesitar ningún apoyo para transmitir esa información.

png

Cristina Losada – C’s

Acierto Ahorran en diseño y creatividad. La misma foto de DNI para el candidato vasco y para la candidata gallega.

Error Ya que no se hace ninguna apuesta innovadora en cuestión de escenografía o lenguaje corporal, por lo menos que el estilismo de Losada no se antoje tan parecido al del líder supremo.

Incongruencia “VOTA”, información muy útil durante la transición española cuando no había tradición de votar… 

captura-de-pantalla-2016-09-14-a-las-9-29-37

 

 

De Alfonso no pudo negarlo porque era cierto

La sinceridad que descubre escuchar atentamente al cuerpo de una persona es brutal y no deja de sorprenderme. Hace unos días (el 22 de junio) analizaba los gestos de De Alfonso en la entrevista de TV3 y me llamaba especialmente la atención el hecho de que su cuerpo no rechazara categóricamente (así como sí hizo con palabras) la acusación que le planteaba el presentador del TN vespre cuando le pregunta si había sido él mismo el que podía haber grabado y filtrado las conversaciones… Bien, hoy el diario Público asegura que las conversaciones fueron registradas por el móvil del director de antifraude catalán. De ahí que, aunque se acogiera a la creencia de que él no las había filtrado para negar la incriminación, su cuerpo descubriera que no estaba siendo sincero del todo: estaba obviando que él había sido el espía.

 

Captura de pantalla 2016-06-30 a las 9.28.42

Captura de pantalla 2016-06-30 a las 9.30.06

 

 

Un Rajoy inerte anima a la participación

“Y empezamos…” Si el objetivo del presidente en funciones es animar a la participación de los españoles en las elecciones del 26J, incluso con el trillado truco de que “viene el demonio (comunismo)”, su mensaje no verbal expresa todo lo contrario. Se ve a un individuo excesivamente relajado, desmotivado, desgarbado e inactivo.“Se que esto puede cansar, y es lógico que lo haga, a mucha gente”, advierte verbalmente. Ahora, con la comunicación no verbal, demuestra que el que está fatigado es él. Pero el momento más desalentador es cuando Mariano Rajoy termina el vídeo verbalizando un (¿ilusionador?) “y empezamos” y se queda quieto, inmóvil e inactivo. Bastaba con que el presidente se hubiera levantado del asiento para abandonar el plano (= me voy a trabajar, a empezar algo…).

Descorbatado Incluso, la ausencia de la corbata que suele recomendarse como un gesto de cercanía, resulta aquí deprimente. En los carteles de la campaña del 20D, fue el único candidato que se sirvió de este accesorio y acertó porque le servía para diferenciarse del resto y vender un perfil más clásico (u aburrido, lo que se quiera). En una persona de derechas y conservadora que además se atreve a realizar un vídeo electoral desde La Moncloa (institucional), no tiene ningún sentido este estilismo desahogado. Una opción intermedia, entre la seriedad de la localización y el dinamismo que supuestamente deseaba transmitir el vídeo, hubiera sido una camisa con corbata pero sin la americana.

Mira, ¡sin manos! Para poder comunicar un mensaje que resulte creíble, honesto y sincero es imprescindible emplear la mirada y las manos -de ahí que muchos prefieran el mail, el whatsapp o incluso una llamada telefónica para intentar intimar. En este vídeo, el plano elegido no permite que veamos las manos del líder popular. Seguramente sea una decisión intencionada para camuflar el descontrol del lenguaje corporal de Rajoy (evitar las incongruencias entre el mensaje verbal y el no verbal), pero es peor el remedio que la enfermedad. Sin manos, y al haber elegido un formato audiovisual, el mensaje verbal queda huérfano.No hay ningún elemento que apoye la palabra. Ni siquiera los ojos ya que estos sólo se emplean para leer el telepronter (la dirección de la mirada va todo el rato de izquierda a derecha. Este efecto queda disimulado generalmente en el orador porque al gesticular nos centramos más en las manos…).

Tic ojo Habitualmente, es uno de los gestos propios de Mariano Rajoy que mejor delatan la mentira o la incomodidad sobre un tema en concreto. En esta ocasión, el presidente en funciones guiña el ojo cuando dice: “Los españoles estamos convocados a unas nuevas elecciones generales”. En principio, a no ser que él tenga otra información, es un anunciado cierto. Con lo cual, en esta afirmación no habría margen para la falsedad. Sin embargo, y pese a que no podamos analizar el resto de microgestos que confirmarían la falta de sinceridad, sí que tiene sentido si mantenemos la teoría de que al PP no le interesa una gran movilización en estos comicios ya que le beneficia la abstención.  Si se hubiera referido y delimitado -o en el momento de verbalizar la frase hubiera visualizado a los votantes populares- a su electorado; tal vez el guiño no se hubiera producido.

La Moncloa Dejando a un lado si la Ley electoral permite grabar un vídeo partidario desde tal localización (legalmente no sé, pero moralmente es absolutamente cuestionable); analicemos la escenografía. Cuando el plano es frontal, advertimos una ventana y media planta de esas que nunca sabes si es de verdad o de plástico, ni siquiera cuando la tocas. Obviamente, no sería la mejor opción decorativa para transmitir vitalidad y entusiasmo. Cuando el plano es de perfil, otra ventana y la sensación de claustrofobia/centro médico mental se agudiza por las rejas. El minimalismo -por describir “la idea de nada” que provoca el espacio- relaja y crea un clima sofisticado. Ahora, es como un look sencillo (que no simple), precisa mucho más trabajo e inteligencia que el recargue. Como diría Margallo, “nos hemos pasado de austeros”. 

Perfil En una conversación, a las personas más próximas o afines, las escuchamos (escrutamos) muchas veces de perfil. En ese momento, las palabras pronunciadas toman mayor significado (importancia). Pues bien, estas son las que resalta Mariano Rajoy: “Cansar”, “imperfecciones”, “apostamos”, “extremista”, “disolvente”, “progreso”, “mejor decisión”. Seguramente, “cansar” e “imperfecciones” no eran conceptos para resaltar todavía más…