Las tumbas de los dictadores

Dictators’ Homes, de Peter York, es un libro que me hubiera encantado que se me hubiera ocurrido a mí. Porque al igual que sucede con el adorno de nuestro cuerpo (la única propiedad que nos acompaña durante toda nuestra vida); el tipo, estilo y decoración de una casa descubre una parte importante de la personalidad del inquilino. Por eso, la idea de analizar los hogares de los dictadores arroja tanta o más información sobre sus mentes perturbadas que cualquier entrevista o documental. SEGUIR LEYENDO

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El día en que Arrimadas se vistió de gala para denigrar al Parlament

No es la primera ni será la última política (líder) en caer en la tentación de dejarse convertir un ratito en primera dama (mujer florero). Pero esta vez, la controversia no viene tanto por la opulencia de las piezas del posado más comentado en las últimas horas, sino por la localización de la foto: el Parlament de Catalunya. Esta es la historia de un despropósito en comunicación política protagonizado por Inés Arrimadas para la revista Telva. Y la pregunta que me asalta mientras ojeo el magazine es: ¿qué hará C’s si llega a gobernar y se hace con el Palau de la Generalitat? SEGUIR LEYENDO 

15213996416757

Foto de Telva

 

La estrategia de comunicación estética de Anna Gabriel (y la bilis de la caverna mediática)

Confieso que analizar “la nueva” imagen de Anna Gabriel en Suiza me genera cierta pereza. Porque aunque la estrategia de comunicación estética emprendida por la exdiputada de la CUP es tremendamente reseñable, significativa e interesante; el ruido cavernícola, partidista y mediático de las últimas horas entorno a la misma sólo genera juicios precipitados, torpes, vacíos y faltones que opacan el verdadero fin del mensaje visual y provocan que la que aquí escribe deba justificar, o incluso pedir disculpas, otra vez por su trabajo (descodificar la comunicación no verbal) antes de proceder al examen. En fin, ahí va: SEGUIR LEYENDO

Captura de pantalla 2018-02-20 a las 22.41.18

Mira, la foto de Joan Socies

Dicen que los ojos ven y las cámaras observan. Pero, al final, siempre es la mirada la que aprecia. Leer una fotografía tiene mucho, o todo, de intuición. Por eso es tan fascinante cuando una instantánea logra emocionar a tantos individuos a la vez como ha ocurrido con la del periodista Joan Socies.

Es en ese momento, cuando la fotografía deja de narrar un episodio concreto y será capaz de cobrar significado en cualquier otro momento. Y aunque la escena que me dispongo a analizar ocurrió a finales de enero de 2012 en Felanitx (Mallorca); bien podría haberse dado el pasado sábado 9 de septiembre en Valls (Tarragona) cuando se le ordenó a la Guardia Civil que registrara dos sedes del semanario El Vallenc en busca de papeletas… SEGUIR LEYENDO 

 

170915_PATRYCIA

Nada de cariño en el posado de Ferraz

He querido esperar a ver el vídeo (os lo dejo más abajo) para confirmar lo que decían las imágenes sueltas… Este es un breve análisis sobre el tenso posado de anoche de Pedro Sánchez, Susana Díaz y Patxi López.

Entrada Sánchez entra primero, sonriente y con paso decidido (cuanto más largas son las zancadas, mayor autoestima) con la seguridad que dan las urnas (y el creerse el hombre más guapo del mundo, cosa que le hace perder todo poder de seducción). Detrás, López y Díaz le siguen con la cabeza gacha (ni se lo esperaban ni acaban de tolerar la victoria de Sánchez) y evitarán mirarle a los ojos en el breve posado (seguimos sin reconocerte). La presidenta andaluza, además, lleva los hombros y brazos caídos expresando sin querer su absoluto derrotismo. Díaz aparece, no con semblante serio (preocupación serena), más bien desganao (ofendida y humillada): está claro que la han obligado a bajar a saludar.

jeans

“Un beso o un abrazo” Dada la frialdad del posado (no interactúan entre ellos, sólo miran al frente), los periodistas les animan a escenificar “la unión del socialismo” que cada uno ha prometido que se daría ganara quien ganara. Ante la insistencia de los cámaras (¡grandes!), Sánchez le da la mano a Patxi López (prueba con el vasco porque con Díaz no lo tiene claro) y después, sin soltar al primero, le ofrece la otra a la andaluza. Es un saludo cruzado que ya se había dado en las anteriores primarias del PSOE, cuando Pedro Sánchez (identicamente vestido: jeans azules oscuros y camisa blanca) también venció a Eduardo Madina y Pérez Tapias.

pedro1pedromadina

No nos entendemos El saludo cruzado suele ser siempre fruto de la confusión o los nervios: no conoces el protocolo y te lías con las manos. Si lo que se desea proyectar es unión, hubieran entrelazado las manos o Díaz y López hubieran posado su mano sobre la de Sánchez (somos un equipo). Si además de unión hubieran querido lanzar proyectar un mensaje de victoria socialista, además de entrelazar sus manos hubieran levantado los brazos en V. El saludo cruzado sólo confirma que la guerra  (lío, falta de entendimiento) en la transición continuará.

Cariño… Susana Díaz observa durante unos microsegundos la mano que le ofrece Sánchez (duda, desconfía) y aunque le corresponde porque están las cámaras, antes le pega una palmada sobre la mano (castigo, reprimenda). Al analizar el gesto en conjunto se entiende que no es de cariño (ánimo) ni siquiera de condescendencia, sólo demuestra la frustración, rabia contenida y mal perder de la Sultana: “te odio, ojalá pudiera darte el tortazo que te mereces en la cara”.  Tras aguantar la respiración y sellar sus labios (quiero morirme), es Díaz la que deshace el posado: “Venga”. Pero Pedro Sánchez le devuelve una palmadita en la espalda: “ahora mando yo, cariño”.