Resultado visual 20D

Como representantes públicos, los políticos también nos representan con su imagen.  Y ayer, esta fue la radiografía estética que se tomó de España. Para bien o para mal, tenemos lo que nos merecemos.

Ojiplática Catalunya is not Spain… Eso explica que, mientras los españoles se preocupaban por los resultados de las elecciones, los catalanes debatiéramos sobre el nuevo peinado (no se lo cortó, hoy volvía a tenerlo como siempre) de Agnès Marquès (presentadora de TV3).

Después de 20 minutos largos observándola, volvías a pillarle el punto. El problema era el tupé #Rufiáninfluence

ojiplática

Captura de pantalla 2015-12-21 a las 12.57.39

balcón Siempre me he preguntado por qué Rajoy bota como si tuviera grilletes en los pies… Más allá de mis dudas metafísicas, Viri y Cospedal (ambas de blanco) parecían dos enfermeras desesperando por llevarse al paciente ya de vuelta al hospital.

Captura de pantalla 2015-12-21 a las 12.17.06

#desproporción S3 preguntó cuáles eran las tendencias de la temporada y decidió ponérselas todas a la vez (capa, print animal, leggins de cuero, botín…).

Captura de pantalla 2015-12-21 a las 11.49.41

miedo Ahora sí que ya no sé quién me da más miedo;  si Marcelo, Fernández Díaz o su mujer. #menudamiraditalacuellopelo

Captura de pantalla 2015-12-20 a las 19.58.29

el suéter rojo Si en la campaña ya lo había exprimido al máximo, en las últimas 48 horas, no se lo quitó (hablo en serio). Ese suéter rojo a lo Dúo Dinámico olía a PSOE. Su mujer, empeñada en ocupar la figura anacrónica de primera dama, muy pesadita también con el color corporativo. Que sí, que ya lo hemos pillado: sois socialistas.

Captura de pantalla 2015-12-20 a las 20.03.39 Captura de pantalla 2015-12-20 a las 20.02.54 Captura de pantalla 2015-12-20 a las 20.03.48 Captura de pantalla 2015-12-21 a las 11.47.19 Captura de pantalla 2015-12-20 a las 20.04.27

sudor y lágrimas Camisa blanca (disimula mejor el sudor que una azul), algodón 100% (transpira), una camiseta debajo (absorbe), una chaqueta (no hace falta que sea una americana) o un suéter encima… #arrrrgggg

Captura de pantalla 2015-12-21 a las 12.09.42Captura de pantalla 2015-12-21 a las 12.15.29

la ganadora de la noche Esta mujer (que conjunta un pantalón marrogranate con una chaquetilla gris, que es incapaz de localizar su DNI en su gran bolso de plasticuero y que cada vez es más Angela Merkel) es la auténtica triunfadora del 20D. Por suerte, su monedero es rojo. Dicen que así atraes el dinero… #runrun #teneísloquequeréis

Captura de pantalla 2015-12-21 a las 12.17.51

Captura de pantalla 2015-12-21 a las 12.17.29

 

Captura de pantalla 2015-12-21 a las 12.17.38

bipartidismo naranja «Se acabaron los azules. Se acabaron los rojos», dijo Albert Rivera vestido con una americana azul marino y una corbata roja#puesvale Por cierto, menuda diferencia estilística entre votar en las catalanas (mangas camisa y jeans) y hacerlo en las generales (traje)…

Captura de pantalla 2015-12-21 a las 13.55.13

Captura de pantalla 2015-12-20 a las 20.01.21 Captura de pantalla 2015-12-20 a las 20.02.01

verdes de envidia Curioso el tono que escogieron las chicas de Rivera, Villacís y Arrimadas, para ayer anoche. Aquel color que toma la naranja cuando empieza a pasarse…

Captura de pantalla 2015-12-21 a las 11.47.51

#porfi Cuando le suplicas a un hombre que lleva la cazadora de Ahmadineyad… #yatal Garzón aguantándose la risa.

Captura de pantalla 2015-12-21 a las 12.11.15

#táctel Empiezas haciendo ruedas de prensa con Jordan y Quechua y acabas gobernando con táctel… Pregúntenle a Maduro… #nodigomás

Captura de pantalla 2015-12-21 a las 12.10.22

#convergentlover Bueno, bueno, bueno… Esto pasa por no ser fiel a uno mismo. A la larga, la infidelidad (ideológica, moral y estilística) sale cara. Si el (incomprensible) objeto de estos últimos meses era seducir a la CUP, os revelaré un secreto: nunca se conquista el corazón de nadie siendo lo que no eres, renunciando a ser tú.  Lo de atarse o no la corbata según sople el viento, lo de enfundarse un polo de manga larga para un mitin (aunque fuera azul cielo), los carteles tristes de campaña, lo de presentar a Quico Homs…

Captura de pantalla 2015-12-21 a las 12.37.17 Captura de pantalla 2015-12-21 a las 12.38.27

Pucheros Anoche nadie estaba más triste que Ramon Espadaler. Compungido, cabizbajo, la mirada perdida y a punto del llanto. Pobre hombre, era el único sobre la faz de la tierra que aún creía que Unió tenía posibilidades. Ser comprensivos, es como cuando en el cole te sueltan que los Reyes Magos son los padres y al llegar a casa, tu madre te confirma (con cierta sorna) que toda tu familia (las únicas personas en las que confiabas) te han estado mintiendo con premeditación y alevosía durante años. #enshock

Captura de pantalla 2015-12-21 a las 12.37.49

Ex honorable. Llegará un día en que no podremos distinguir a Jordi Pujol de Fèlix Millet. Esa americana marrón de cuadros no es tan común para que se trate simplemente de una mera casualidad… Es muy de #notenimnicinc

Captura de pantalla 2015-12-21 a las 12.13.16

 

millet

 

 

 

Reflexionando…

Me había prometido descansar y desconectar. Pero se me hace difícil viendo estas imágenes… Jornada de reflexión…

1. Un día como hoy, en que los partidos no pueden pedir explícitamente el voto, los candidatos recurren a la imagen y la comunicación no verbal para conquistar a los indecisos. Obviamente, en esa disciplina, seguimos a años luz de los americanos. #loveObama

image

2. «What else?»

(Por cierto, croissant sin chocolate… )

Captura de pantalla 2015-12-19 a las 17.44.20

3. ¿Hule? No hay más preguntas. #Españaenserio

Captura de pantalla 2015-12-19 a las 17.41.10

4. Los besos de verdad se dan y se reciben con los ojos cerrados… Y si encima le haces la cobra, #yatal #pseudocuquis

Captura de pantalla 2015-12-19 a las 18.20.58Captura de pantalla 2015-12-19 a las 17.50.16

5. Y los besos de #teodiotedeseolopeor se dan así

Captura de pantalla 2015-12-19 a las 17.41.35

 

6. Tan, tan, tan demodé …

Captura de pantalla 2015-12-19 a las 17.42.31

 

7. No está mal el abrigo, no está mal el fular y no está nada mal invitar a los periodistas a unos churritos ;)

Captura de pantalla 2015-12-19 a las 17.44.39

 

8. Se ve que no tener cuello es muy útil en fórmula 1 (eso lo aprendimos con Alonso), pero para ondear una bandera gigante es incluso peligroso. Qué se nos ahoga el #convergentlover !

Captura de pantalla 2015-12-19 a las 17.42.16

 

9. Es curioso que se haya puesto de moda este tipo de confeti blanco que se asemeja tanto a como quedan los papeles tras pasar por una trituradora de documentos…

Captura de pantalla 2015-12-19 a las 17.41.44

 

 

Algunos consejos para el debate a 4

La experiencia es un grado. De los errores no verbales del pasado debate de El País, extraemos algunos consejos para la cita a 4 de esta noche en A3. ¡Suerte!

1. Acompañantes. Dejarle claro a tu pareja que esta noche salís pero que se trata de un asunto de trabajo, no de una escapada a la disco del pueblo. Que no actúe como una universitaria con dos vodka con naranja de más. Del mismo modo, si tenéis niños en el partido, a las 22 horas (como máximo) ya deberían estar acostados ;)

Captura de pantalla 2015-12-01 a las 10.05.17 Captura de pantalla 2015-12-01 a las 10.04.18 Captura de pantalla 2015-12-01 a las 10.13.41

2. Dar la talla.  No lleves ropa cuatro tallas mayor con la esperanza de dar pronto un estirón porque corres el riesgo de que alguien tan cruel como yo, en su «maléfico blog», te etiquete con el hastag #nodaslatalla o, lo que es peor, que los espectadores te aprecien más delgado (débil) y cheposo (fatigado) de lo que ya eres.

abrigo

 

3. Posado. Eviten posar como si se hubieran olvidado el caballo en casa e intenten controlar esos gestos de protección (manos paralelas, en bloque, delante del estómago) que enfatizan tus nervios.

Captura de pantalla 2015-12-01 a las 10.16.43Captura de pantalla 2015-12-01 a las 10.16.32

 

 

4. Make up. Si sospecha que el maquillador (tras aplicarle harina, en vez de polvos, en la cara) no quiere que gane estas elecciones, huya. Contrate los servicios de un profesional de confianza o que alguien de su equipo, con un mínimo de conocimientos (básicamente, que tenga ojos), supervise el trabajo del estilista de la tele de turno.

Captura de pantalla 2015-12-01 a las 10.05.30 Captura de pantalla 2015-12-01 a las 10.06.21

 5. Saludo. Tranquilo, si usted pertenece a la vieja política, no se agobie. La nueva política lo quiere todo y ya. No salude a dos manos, queda ridículo y, entre usted y yo,  sólo lo hacen para putearlo.

Captura de pantalla 2015-12-06 a las 8.55.39Captura de pantalla 2015-12-06 a las 8.55.56

 

6. Espera. Los nervios antes de empezar son inevitables. Pero eso no significa que deje de dominar la situación: nada de colocar las manitas en plan #virgencitavirgencitaquemequedecomoestoy ni dar la espalda a nadie para aclarar la voz…

Captura de pantalla 2015-12-01 a las 10.04.57

 

7. El bolígrafo. No sé cuántas veces lo habré repetido ya, pero el bolígrafo es un recurso típico de orador principiante y un gaje del contertulio. Una cosa es apuntar una nota en un momento para que más adelante no se te pase, y otra es pasarte todo un debate con el boli en las manos (inseguridad). Más que un candidato, parecerás el moderador.

Captura de pantalla 2015-12-01 a las 10.15.48

 

8. Operación menina. Sean conscientes de que hoy les acompañará Soraya Saénz de Santamaría. No vaya a ser que les dé la sensación de que no está (aunque ella se hará notar, creanme…).

ausente

 

Albert Rivera, vestido

En la campaña electoral catalana de 2010 les pregunté a los seis candidatos a presidir la Generalitat qué significaba la moda para cada uno de ellos. Me llamó especialmente la atención la respuesta del joven (y amabilísimo) líder de C’s: «La moda nos permite exteriorizar nuestra personalidad». Pues bien, 5 años después y para su salto a La Moncloa, eso mismo vamos a tratar de descubrir mediante su estética y su lenguaje corporal.

«No nos importa qué ropa vistes». Para ilustrar el eslogan del cartel de presentación de C’s a los comicios catalanes de 2006, un yogurín llamado Albert Rivera aceptó posar desnudo. Sin embargo, no tardó nada en empezar a importar lo que sí se vestía (por lo menos lo que él vestía). Fue uno de los primeros diputados en entrar al Parlament con jeans y en reconocer cierta animadversión hacia la corbata (aunque por aquello de parecer mayor y acatar las costumbres de antaño se acabara atando el nudo). Por aquel entonces, las americanas de terciopelo (pijo) y pana (progre) -siempre en terreno intermedio (el centro)- eran piezas clave en su armario. Informal y jovial, también se lo podía ver con cazadoras de cuero y suéteres de cuello alto. Pero conforme el partido ganaba fuerza, la estética de Naranjito fue cambiando: de los trajes de raso negro de la sección de inflamables (infumables) de Zara a los de Hugo Boss.

Regeneración. El secreto del éxito de C’s es haber acatado la estética ordinaria del bipartidismo pero presentarla como novedosa.  Con entallar el traje, hasta una americana azul Luis Aguilé se puede antojar de lo más vanguardista. Pero por ahora, a nadie le preocupa que las coderas de la Transición (parches para piezas deterioradas o rotas) sean hoy puros ornamentos en prendas recién estrenadas…

¿Con quién lo comparan? Existe la creencia generalizada de que Albert Rivera es «un hombre elegante que viste bien». Esta afirmación (que incluso suscriben alegremente revistas de moda de este país) se sostiene porque Rivera posee un buen físico (esculpido a brazada de natación), lo comparan con lo «mejorcito» de nuestra casa (Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias…) y él se lo cree (básico para interpretar cualquier papel en la vida). Si bien es de agradecer que un político español en la actualidad reconozca la importancia de su imagen para transmitir su mensaje y se cuide, el líder de C’s no sería en ningún caso paradigma de sofisticación (por Dios, que lleva los pañuelos de bolsillo de pecho cosidos de fábrica…). Para empezar, debería hacerse los trajes a medida (los de confección no le encajan en sus anchas espaldas y le embuten los brazos), aprender a hacerse el nudo, renunciar al pecholobo (¡sólo un botón!)…

Vestirse para la capital. Basta con pasear por el centro de Madrid y Barcelona para comprobar las divergencias estilísticas. Las mismas, o más, se dan entre el Parlament y el Congreso. A sabiendas, Rivera anda adaptándose a la caspa que parecen exigir unas generales en este país sin renunciar al arquetipo de ex alumno de ESADE que vende filosofía de Excel y Power Point. Esperanzada de que se resista a los botones dorados; por el momento, sorprendieron los pantalones burdeos a lo Marichalar en el Hotel Eurobuilding y los chinos de color camel (más intensos que los beige) en el Templo de Debod, combinados con blazers entallados azul marino.

Tomadura de pelo.  Tres soluciones para hacer frente a la calvicie: (1) Recortar el cabello proporcionalmente al grado de alopecia e ir manteniendo; (2) raparse; o (3) someterse a un injerto. Sin duda, la tercera opción es la más costosa y dolorosa. Además, necesita tiempo. Por eso, primero las entradas y luego la coronilla de Rivera se fueron poblando, poco a poco, de espesos mechones rizados. Pero pese a la evidencia, el gabinete de prensa de C’s prefirió atribuir el milagro capilar a unas «pastillas fortificantes». O intentaron tomarnos el pelo o la formación naranja lleva la receta del remedio en su programa y arrasará el próximo 20-D.

Su punto débil: el lenguaje corporal. Nadie pone en duda las habilidades discursivas de Albert Rivera. Sin embargo, aunque controle perfectamente el arte de la oratoria (palabra, tono, ritmo…), su talón de Aquiles es el lenguaje corporal (no es por alarmar pero el 93% del mensaje lo constituye la comunicación no verbal). Cuando la situación le incomoda o se pone nervioso, sus gestos lo delatan. Así pudo comprobarse en el famoso debate con el secretario general de Podemos. Pese a dominar el formato y mostrarse más ágil que un decaído Pablo Iglesias, el líder de C’s no paró de acariciarse, rascarse, tocarse los brazos, la cara, la nariz (ansiedad). También, el pasado 12-O, exaltado por el besamanos, se le escapó una palmadita al rey que Letzia condenó con su mirada («menos confianzas en público con mi marido»). Pero su imagen cuidada (que no acertada) y su agradecida empatía con el interlocutor (siempre procura buscar nexos de unión con el contrincante para llevarlo a su terreno) hacen que ni siquiera su eterno y más enigmático gesto haya sido percibido aún por ningún analista político…

El muro de las emociones. Si aún no se habían percatado, a partir de ahora les aseguro que no verán en él otro gesto. Cuando posa o reposa, inconscientemente, sus manos se colocan paralelamente a la altura del estómago (emociones) con las palmas hacia el interior (intimidad). A veces, las manos pueden estar más o menos juntas,  acariciarse un meñique, levantar levemente uno de los pulgares o dar la impresión de que se está colocando bien los puños de la camisa… Pero lo que crea es una especie de muro (protección, aislamiento) con todo lo que le rodea. Equivaldría, en refinado, al gesto que adoptan los niños cuando se retuercen las manos (inseguridad, vergüenza, miedo…). Hace unas semanas, cuando en una fotografía de El Mundo decapitaron a Inés Arrimadas y se centraron en su torso, Albert Rivera quiso mostrar su solidaridad con su compañera reproduciendo la instantánea. Pero mientras la hoy líder de la oposición catalana posaba con los brazos cruzados; Rivera fue fiel (no lo puede evitar) a su persistente gesto de apoyo. 

Mimetismo. Como líder de la formación, influye en sus seguidores. Si Arrimadas ha acabado imitando (de un modo más femenino) hasta el gesto típico de Rivera, con Jordi Cañas también parecían estar perfectamente sincronizados. Estilísticamente, todos los naranjitos (con mayor o menor gracia) pretenden imitar al jefe lo que permite que en mitad del aeropuerto de Bruselas identifiques a uno de sus parroquianos sólo por las pintas (un saludo para mi nuevo conocido y felicidades por el cargo).

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.