Hoy ha venido a blanquearse…

A sabiendas de las críticas recibidas y las que se sumarían, Pablo Motos trató de ser duro, incluso borde, con el invitado. Por su parte, Santiago Abascal llegó con la lección aprendida: sonrisas y gestos afables para rebajar el fascismo de su mensaje y partido. Lo peligroso es que Abascal no es Ortega Smith y cuando lo desea su apariencia no asusta ni disgusta. Así fue como el presentador acabó regalándole a un hombre con #pecholobo (#alertacaspa) un «hasta pareces bueno». El líder de Vox recogió el piropo y sacó pecho: «lo soy, soy bueno». SEGUIR LEYENDO 

EGivx3zXkAQpTEj

El rey no se arrepiente de nada

«El rey no se arrepiente de nada de lo que dijo en su discurso pronunciado hace dos años sobre la situación vivida en Catalunya, ¿cómo se va a arrepentir?», pregunta un empleado de Zarzuela y que concedió ayer una entrevista al diario de Pedro J. para conmemorar el segundo aniversario del 3 de octubre. Y efectivamente, ¿cómo se va a arrepentir su majestad? Primero porque la monarquía, institución feudal, no se equivoca; y segundo porque para arrepentirse de algo antes hay que reparar en el error. ¿Y a ver quién es el listo de la corte que le dice al rey que va desnudo? Lo peor de la equivocación no es el fallo; es no saber rectificar, no aprender nada de la experiencia. SEGUIR LEYENDO 

Captura de pantalla 2019-10-04 a las 9.11.24

Negociaciones tóxicas

(…) De nada sirve que ahora tus amigos te insistan para que pases de él (habrá que ir a elecciones, Pablo) o que te repitan que es un imbécil, que no te merece o que él se lo pierde. Ahora es tarde. Porque después del desengaño con Íñigo Errejón, Sánchez te había dado vidilla… SEGUIR LEYENDO 

pablo y pedro