Los Obama celebran Halloween

Como cada año para estas fechas, la Casa Blanca se ha decorado para acoger la festividad de Halloween. Esta vez la primera dama estadounidense ha preferido hacer como el presidente y no disfrazarse. Aunque su indumentaria, un vestido de Asos (70$) y un abrigo de Sonia Rykiel, apostaba por los colores de esta noche: el naranja y el negro. Mientras Obama prefiere obsequiar a los niños con caramelos llenos de azúcar, Michelle se decanta por seguir inculcando la vida sana y ofrecer frutos secos. ¿Truco o trato?

La cicatriz de Kate

Ayer Kate Middleton acudió por primera vez sola a una cena de gala en representación del príncipe Carlos. Ataviada con un bello vestido de Amanda Wakeley, lo que más llamó la atención del look  de la duquesa de Cambridge fue una considerable cicatriz en la sien. El peinado (un ligero recogido con los mechones laterales) descubría una señal producida por una operación en edad infantil pero sobre la que la casa real británica se ha negado a dar más detalles ya que es «un asunto privado».

 

Isabel II copia a Kate y repite estilismo

La reina de Inglaterra se ha apuntado al buen hacer de su nieta política. Pese a las críticas de algunos sectores que desaprueban que la duquesa de Cambridge repita estilismo en distintos actos oficiales, Isabel II ha utilizado el mismo modelo amarillo que lució en la boda del príncipe Guillermo para su visita por Australia. En época de crisis, se ha apuntado un tanto.

Bruni: «En campaña espero ser una ventaja para él»

La primera dama gala está dispuesta a cumplir con sus obligaciones de esposa de presidente, también en campaña electoral. En una entrevista realizada a principios de semana y no emitida hasta horas después de que Bruni diera a luz a Giulia, la mujer de Nicolas Sarkozy anunció su propósito de implicarse de forma contundente en los comicios de 2012. Gracias Carla, nos haces très contents.

«Nunca he hecho campaña antes, no sé lo que debe hacer una esposa. Creo que se elige al candidato, no a su pareja. En Estados Unidos las mujeres participan mucho (…) pero Francia es otro país, con tradiciones distintas», reflexionó Bruni sobre su labor de first lady en el programa televisivo.  Sentada y vestida de negro, la cantante y ex modelo no negó que esperaba ser «una ventaja para su marido» durante la campaña electoral.  Pero también confesó que no le corresponde a ella juzgar la influencia que pueda tener sobre Sarkozy, del que dijo que, como ciudadana, quiere que se presente de nuevo a la presidencia.