La sonrisa imperfecta de Kate Middleton

A Soraya Sáenz de Santamría no le quedó otro remedio que optar por ellas para ocultar un diente partido. Por su parte, Alfredo Pérez Rubalcaba le dejó claro a sus asesores que nunca recurriría a unas fundas para mejorar su imagen. Pero Kate Middleton no tuvo inconveniente. Eso sí, se puso en manos del mejor profesional. Un odontólogo francés que consigue la mejor sonrisa basándose en la imperefección. Y así, en la naturalidad, reside el éxito de Kate Middleton. Se acabaron las sonrisas profident, ahora se lleva la de Kate Middleton: arreglada pero informal.

 

Traje blanco. Sólo apto para el príncipe Carlos

Agraciado físicamente, no. Simpático, tampoco.  Pero el príncipe Carlos de Ingalterra tiene una elegancia propia de la realeza de antaño. ¿Qué hombre puede lucir un traje blanco de sin resultar patético? Sólo él. El segumiento del «safari»  de los duques de Cornuelles se  inspira en la película Memorias de África.  En estas imágenes, con los masai.

Kate Middleton,¿embarzada?

El cambio constitucional que el senado británico aprobó justo hace una semana para dejar de discriminar por razón de sexo al heredero de la corona podría haberse llevado a cabo a contrareloj. Aunque hace meses que se especula con el embarazo de Kate Middleton, durante la visita que los duques de Cambridge hicieron ayer a Dinamarca, los rumores se han vuelto cada vez más insistentes. Aunque el abrigo granate de corte militar con  cinturón acharolado  resaltaba la delgadez de la esposa del príncipe Guillermo, Kate rechazó probar la crema de cacahuete. Aunque esta última prueba no garantice nada, la tonalidad de su indumentaria evoca a la maternidad. Esté o no esperando a su primer hijo, sigue luciendo las botas de piel vuelta negras. Hay cosas que nunca cambian (ni deberían cambiar).

 

 

Camila, al estilo zulú

Los viajes oficiales obligan casi siempre a realizar un guiño a la cultura que te acoge. Este ha sido el caso de la duquesa de Cornualles. Animada por los habitantes, Camila se colocó un sombrero zulú sin muchas expectativas. Pero al ver que el tocado le favorecía, quiso comprarlo. Obviamente, al ser miembro real, el capricho le salió gratis.

Michelle Obama, ¿copia u original?

En vez de «¿truco o trato?», durante la celebración de Halloween la primera dama estadounidense llevaba colgado un cartel que decía «¿copia u original?» La esposa del presidente lució ese día un vestido ceñido negro con franjas diagonales naranjas y doradas (muy acorde con la fiesta) de Asos (70 dólares). Muy aficionada a las compras en grandes cadenas por Internet, Michelle Obama no reparó en que el modelo es una réplica del diseño de Diane von Furtsenberg de la colección actual.

PD. Si alguna política acaba de prometer que nunca más comprará en Zara -Amancio «se inspira» en las mejores piezas de los grandes diseñadores del mundo (lo siento, ninguno español) y para no tener problemas con la justicia solo es necesario que el nuevo modelo tenga 7 diferencias con el original (botón, cremallera, cuello, bajo, color, largo, tejido…)- para que no le pase lo que a Michelle, por favor, que vayan desestimando también vestirse de cualquier diseñador español actual (y digo cualquiera, empezando por el presidente de ACME, Modesto Lomba, y acabando con el recién premiado con 300.000 euros Elio Berhanyer). Desde Balenciaga y Paco Rabanne, aquí no hay Dior que invente nada nuevo.

Modelo original de DVF

 

Modelo de ASOS (seguro que el tacto lo cambia todo, pero la copia parece más favorecedora ).