Kate Middleton cambia a la británica LK Bennett por la española Mascaró

Kate Middleton fue el centro de las miradas en su primer servicio de Navidad junto a toda la familia real inglesa. Mucho se ha hablado del tocado en terciopelo berenjena, a juego con su abrigo, que lucía la duquesa de Cambridge. Pero convencidos, la mayoría de medios británicos, de que la joven de 29 años había vuelto a apostar para vestir sus pies por su firma preferida,  LK Bennett, lo cierto es que Kate se ha visto tentada por una marca española. Mascaró ya prepara una nueva edición del modelo, para mediados de enero, escogido por la esposa del príncipe Guillermo. Pero no ha sido la primera vez. Para los premios al mérito de los militares, la duquesa de Cambridge también se sirvió de una cartera de terciopelo negra de la firma hermana, Pretty Ballerinas. Además, en ocasiones especiales, para vestirse, tampoco le hace feos a la marca emblema española,  Zara.

 

El ropero navideño de Michelle Obama

Las fiestas navideñas ya están cerca y la primera dama de EEUU ha empezado a hacer alarde de su  armamento indumentario. Si para dirigir la decoración de la Casa Blanca se decantó por un vestido negro y cuello blanco de Jason Wu, para una recepción en el Centro Kennedy y para celebrar el Hanukkah optó por el azul.

Paseando con Bo, el perro familiar, la primera dama da un poco de miedo en esta fotografía.

Las tonalidades del vestido de Erikson Beamon no podían ser más indicadas para celebrar Hanukkah: azul metálico. El presidente también quiso hacer un guiño a los colores de la festividad judía con la intensidad del azul en su corbata.

El vestido azul palabra de honor, drapeado y con organza en la falda es de Vera Wang.

Kate luce piernas con un minivestido de Zara

La duquesa de Cambridge ha vuelto a demostrar que el low cost no tiene por qué estar reñido con el buen gusto y la elegancia. Con un minivestido de la firma de Amancio Ortega, Kate Middleton asistió a un concierto de pop en el Albert Hall junto al príncipe Guillermo, el príncipe Carlos y Camila.  Para acompañar al modelo con volumen en la falda, de color blanco y bordado en negro, Kate se decantó por unos zapatos de salón negros, una chaqueta de Ralph Lauren (la misma que combinó con otro vestido azul de la marca española que lució el día después de su boda) y una cartera de mano.

¿Carlota también puede ser hortera? No, no puede

El Master Gucci de Paris ha conseguido lo impensable: que Carlota Casiraghi renuncie a su sencillez y apueste por los leggings con paillettes doradas, las gafas retro y el pelo a lo afro. La idea fue de la directora creativa de la firma italiana, Frida Giannini, que consideró que sería una manera original de organizar un concurso hípico. Entre los asistentes a tan peculiar competición se encontraba Carolina de Mónaco. Pero ella siguió fiel a Chanel.

Carlota Casiraghi en el Master Gucci de París

La naturalidad que transmite Carlota Casiraghi es uno de sus mayores reclamos. A falta de Carla Bruni, que sigue recluida en palacio con su pequeña Giulia, la hija de Carolina de Mónaco calma nuestros ansias de observar mujeres bellas, ricas y elegantes. La más famosa amazonas del Principado de Mónaco participó en el Master Gucci de París uniformada por la firma italiana . Fuera del hipódromo, optó por un conjunto, de chaqueta y falda, en color tabaco.