El superpoder de un tutú

Tiene su gracia que en una prenda aparentemente tan frágil y delicada como lo es una falda corta de tul hallemos hoy un mensaje de reivindicación feminista. Pero como tan acertada e inteligentemente repite la prestigiosa abogada catalana Carla Vall: “Ser tendre és ser poderosa”. Así que gracias a Serena Williams, el atavío propio de una bailarina de ballet clásico ha pasado a evocar la fuerza de la mujer del siglo XXI… SEGUIR LEYENDO

El pase de diapositivas requiere JavaScript.