¿Y lo que sí se hizo bien durante el procés?

“Soy tan optimista que me permito el lujo de ser pesimista”, me confesó una vez el filósofo Raimon Panikkar durante una entrevista. En mi caso, por desgracia, me sucede lo contrario. Pero según mis mejores amigos, mi empeño es también llevar siempre la contraria. Así que en esos momentos en que toca autoflagelarse y estar sumergido en el catastrofismo y la decepción, una se crece y empieza a ver las bondades del contexto. Porque en algunos escenarios, siempre desde un análisis crítico, coincido con Winston Churchill y defiendo que hay que ser optimista porque “no parece muy útil ser otra cosa”. SEGUIR LEYENDO

arton19629