El retrato oficial de Macronapoleón

Si algún iluso cree que este retrato es una fotografía improvisada es porque no conoce la obsesión por el mensaje no verbal de Emmanuelle Macronaopelón. Veamos…

1498752156_959810_1498772668_noticia_normal

Lenguaje corporal

Me sorprende que la mayoría de medios y expertos que han analizado el retrato del presidente galo afirmen que Macron “apoya las manos en su escritorio” y “sonríe”… Fijemonos bien:

Esfuerzo Apoya su cuerpo en el escritorio (posado relajado/informal), separa sus brazos del tronco (ocupo más espacio = transmito más poder) y sus manos tensas agarran con fuerza el tablero del escritorio (=yo solito voy a levantar este país, este continente, este imperio). Ese gesto con las manos podría originarse por el nerviosismo del momento (la foto), pero sabemos que durante la sesión ese no fue el único disparo. O se trata de un descarte (las otras opciones finales eran peores) o es una pose estudiada (conociendo el carácter del personaje es lo más probable).

¿Sonrisa? Como siempre repito, para saber si una persona sonríe no hay que observar su boca. Sus labios y las arrugas de sus mejillas dibujan una sonrisa diplomática (mensaje optimista: soy agradable, confía en mi) pero si tapamos su rostro y sólo nos centramos en los ojos… Su mirada y expresión se vuelve penetrante y decidida (=os conduzco).

Escenografía

Se diferencian claramente tres niveles: el presidente (moi), la oficina (responsabilidad) y los jardines del Elíseo (el mundo).

Aire fresco Las ventanas están abiertas. Más que un gesto de apertura (las hojas no están abiertas de par en par) pretende demostrar la oxigenación de la política gala (cambio, regeneración, innovación).

La francesa más Dos banderas, dos patrias. Sin embargo, la punta del mástil de la bandera francesa queda cortado y el de la europea lo podemos ver entero. Es decir, la francesa está por encima (algo más alta).

2 iPhones Presidente del siglo XXI y que logra conciliar vida laboral (soy presidente) con la personal (soy marido, amigo…).

Tic tac Más que el gestor del tiempo, como se ha presentado en alguna ocasión ante los medios (entonces habría utilizado su cronómetro de pulsera… Y su Cartier, en esta ocasión, queda oculto), la presencia de un reloj en los retratos políticos sirve como conexión entre el momento presente y la eternidad. 

El tintero Rematado con un gallo (fe y luz), otro símbolo de la France. La semejanza entre Galia y Gallo en latín unió estas dos palabras. Los enemigos de los franceses bromeaban sobre los gallos galos, hasta que los franceses en vez de sentirse ofendidos (y por eso los amo) decidieron convertirlo en un símbolo nacional. El canto matutino del gallo representa el triunfo sobre la oscuridad y el mal. 

Intelectual Tres libros con los que ha querido representarse: Le rouge et le noir de Sthendal, Les Nourritures terrestres de André Gide y las Memorias de Guerra de De Gaulle. Este último reposa abierto (a modo de guía, Biblia o Constitución) y según se puede ver en el vídeo que ha colgado en las redes su jefa de comunicación, Sibeth Ndiaye, Macron ha escogido por qué página…

 

Similitudes Se parece al retrato oficial de Obama (delante del escritorio), al de Sarkozy (presencia bandera francesa y europea), al de Mitterrand (otorga importancia a un libro)… Lo que está claro es que no se asimila al de su antecesor: Hollande posó en los jardines del Elíseo sin ningún elemento significativo (mensaje soso) a su alrededor (advirtiendo lo que sería el paso del socialista por el gobierno…).

Captura de pantalla 2017-06-30 a las 5.11.02 hollande-bandera-holanda--478x270

Coreografía

Es una puesta de escena muy cuidada y artística. No sólo por Macron, por todo su equipo (no seamos paletos y apreciemos y reconozcamos el envidiable savoir faire de los franceses).

Triángulo Forma geométrica que ya lo acompañó, con el Louvre detrás, en su primera aparición como presiente de Francia. En esta ocasión, el triángulo es más sutil pero igual de sugerente y hechizante. Los árboles (Tierra) y el cielo (Dios) lo señalan a él como vértice (lo coronan, él es el elegido). Los ventanales (como ya hemos dicho no están abiertas del todo) y las banderas (la francesa y la europea) vuelven a recrear un triángulo apuntando hacia sus espaldas (te apoyamos). Su posición como vértice externo (no va de dentro hacia fuera) es de poder pero de poder democrático (“cuenta” con el respaldo del cielo, la tierra, Francia, la UE…). Y un tercer triángulo más: el que conforma con sus brazos y cabeza (el ojo que todo lo ve).

A tu lado No está sentado, está de pie (activo, “En marcha”) y, además, ha cruzado el escritorio (no se protege tras él) para situarse al lado del ciudadano/espectador (transmitir cercanía).

 

Indumentaria

El señor de los anillos Uno en el anular de la mano derecha y otro en la izquierda. Pese a que algunos han querido ver una muestra de su predicado centrismo ideológico, además de la alianza de bodas, lleva una sortija Trinity de Cartier (hay varios modelos y precios pero el suyo debe rondar los 1000€) de oro amarillo, blanco y rosa y que representa la unión de lo sentimental, lo familiar y el amor. 

Insignia En la solapa de su chaqueta luce la roseta de la Legión de Honor francesa, tradición impuesta por Valéry Giscard d’Estaing que rompió con la serie de medallas y condecoraciones militares que se acostumbraban a exhibir anteriormente.

White collar Aunque le encantan las camisas azules  y su mujer considere que el favorecen porque hacen juego con sus ojos, el white collar hace más presidencial. Buena elección, aunque muy patriota y sigue insistiendo en lucir cuello italiano y no el francés (infinitamente mucho más sofisticado).