La política, ¿un juego de niños?

Y aunque la falta de originalidad no le reste valor o sinceridad al acto, sorprende que en la escenificación de la conciliación familiar que orquestan las formaciones jamás se contemple a un abuelo o una persona dependiente… SEGUIR LEYENDO

El pase de diapositivas requiere JavaScript.