Michelle Obama muestra más respeto por la marca España que Letizia

Mediáticamente, era una oportunidad excelente para defender la moda patria. Y aunque yo también crea que la moda española empezó y acabó con Fortuny (hijo del pintor catalán), Balenciaga y Paco Rabanne (vascos); ya que una es reina de España, se le supone un mínimo esfuerzo (sacrificio) indumentario. Porque si bien Nina Ricci pertenece al grupo Puig (catalán), el público (ni siquiera la prensa «especializada» en moda) no va a hacer tan fina lectura y el titular va a ser «Letizia viste de una firma francesa». Y para rematar el vestido «rojo español» (hay medios que tienen un afán nacionalista digno de psicoanálisis) que le ha costado 2.400€ (yo, la verdad, no le veo el encanto), se decanta por unos salones nude de Prada (Italia), de 400€. ¡Ole! Zapatazo a la industria del calzado de Elche, ¡dí que sí! En fin, los pendientes de 895€ eran de Tous (catalana)… 

Sabe su majestad, o debería saberlo, que la primera dama estadounidense siempre que visita un país extranjero escoge algún modelo de un diseñador vinculado con la cultura anfitriona (bonito guiño a la cultura nacional que la acoge). Y esta vez, por supuesto, no ha sido una excepción. Michelle Obama se ha decantado por un vestido evasé blanco (de rebajas, 1.020€) de la marca DelPozo y que diseña un catalán, Josep Font. Y las sandalias metalizadas con las que lo complementaba eran una preciosidad. Y, al final, el resumen del duelo de estilo quedará en eso: mientras la primera dama EEUU defiende la #marcaEspaña, la reina española pasa. Menudo país.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.