El aprendiz de Obama: Justin Trudeau

Esperando que mis múltiples suplicas y peticiones obtengan respuesta y alguien clone a Obama antes de noviembre, de momento, voy a tener que conformarme con Justin Trudeau… El primer ministro canadiense ha llegado a Washington como el heredero político que el presidente estadounidense no tiene en casa. Admirador confeso del estilo (político y estético) de Obama, el equipo de campaña del actual canadiense se inspiró en él para hacerse con el poder. La sintonía entre ambos es palpable.

Chaleco Un hombre con un terno (un tres piezas) resulta de una sofisticación abrumadora. El primer ministro canadiense no acostumbra a utilizar chaleco por lo que sospecho que buscaba impresionar y no quedar en evidencia al enfrentarse a la perfecta imperfección indumentaria de #loveObama.

Captura de pantalla 2016-03-10 a las 17.34.46

Corbata Os aviso: puedo llegar a ser muy cansina con el tema del chaleco. Pero, por favor, apreciad la diferencia. El efecto tan feo que provoca que la corbata quede colgando (bueno, en #loveObama, al estar delgado y ser una de las personas con más carisma del mundo, queda todo bien). De todos modos, el nudo de la corbata y los cuellos elegidos de las camisas y las americanas es de 10 en ambos. Madre mía, estoy que no me lo creo… ¡Qué felicidad!

Captura de pantalla 2016-03-10 a las 17.31.55

Aprendiz Obama (54) es el maestro y Trudeau, el aprendiz (44). ¿Dónde apreciamos la diferencia? En el lenguaje corporal. Es cierto que Obama juega en casa (comodidad de anfitrión), pero Trudeau no está relajado: cuando sonríe, sus gestos (mirada, boca, cuerpo) no están alineados (poco sincero); y entrecruza las manos (necesita tocarse para tranquilizarse) y los tobillos (protegerse). Además, sus pies, en vez de dirigirse hacia su interlocutor (ídolo), señalan la salida (lo adoro, pero quiero salir de aquí).

Captura de pantalla 2016-03-10 a las 17.32.15

La risa de Obama es tan sincera (tan de dentro hacia fuera) que en eso es inimitable.

 

 

Captura de pantalla 2016-03-10 a las 17.42.28

Trudeau, muy atento de su esposa, mientras Obama le pega una palmadita en la espalda para indicarle (dirigirlo) hacia su lugar y funciones (Obama es el jefe).

Captura de pantalla 2016-03-10 a las 20.59.31

Trudeau con esa mirada de pupilo obnubilado por su maestro. Totalmente comprensible.

Horterilla Lo sé… Muchos vais a criticar la tonalidad del calzado de Trudeau. Bien, ciertamente es un atrevimiento utilizar zapato (aunque sea un Oxford) marrón con traje oscuro, aunque (siempre que el zapato esté perfectamente lustrado) es aceptable. A mí me horroriza más el calcetín de color. Es un detalle que casi siempre revela que esa persona no viste así por gusto, más bien lo hace por imposición o consideración. El hombre que adopta ropa formal pero se permite tal extravagancia (todo lo que no sea un calcetín negro) no es capaz de (y no quiere) desprenderse de su verdadera personalidad e identidad. Quién conozca la biografía (y estética) de Trudeau, sabe que su estilo de vida nunca ha sido convencional. Se casó con estas pintas, no os digo más…

Captura de pantalla 2016-03-10 a las 17.47.12

No comments

Feminizar la política A Obama habrá que agradecerle siempre el haber contribuido a humanizar la política. Sí, esa facilidad que tiene para empatizar con los demás y hacerle entender a muchos varones (y hembras) que no hay mayor fortaleza que reconocer la «debilidad» (inteligencia emocional). Nada más aterrizar en Washington, el hijo pequeño de Trudeau no paraba quieto para el posado. Fue el primer ministro, y no su mujer, el encargado de atenderlo, calmarlo y convencerlo, jugando, de saludar a las cámaras. ¡Divina normalidad y naturalidad! Aunque muchos políticos han querido emular a Obama dejándose fotografiar con niños, no es lo mismo. Se nota tanto cuando el líder (él/ella) es niñero…

Captura de pantalla 2016-03-10 a las 19.07.44

Captura de pantalla 2016-03-10 a las 19.07.54 Captura de pantalla 2016-03-10 a las 19.08.03

Captura de pantalla 2016-03-10 a las 17.43.19

Y encima se le dan bien los niños… #loveObama

Captura de pantalla 2016-03-10 a las 21.11.16

Primera dama En Canadá, la figura de la primera dama no está regulada como en EEUU. Es decir, no es un cargo ni un rol. La esposa del primer ministro actúa sólo como pareja del líder y tiene libertad para aparecer en actos públicos. A sabiendas, la prensa esperaba que Michelle Obama tuviera piedad de la inexperta ,en este tipo de exposiciones públicas, Sophie Gregoire Trudeau. Y así ha sido: Michelle ha aparecido elegante pero sobria y le ha dejado todo el protagonismo (quizá algo exagerado por el exceso de colorido: vestido, cartera, tacones) a la canadiense.

Captura de pantalla 2016-03-10 a las 17.42.17

La canadiense se ha echado años encima. Michelle, pese a su sobriedad, estaba radiante.

Captura de pantalla 2016-03-10 a las 17.32.38

La mujer de Trudeau iba vestida de un diseñador canadiense de origen rumano.

Cena de Estado La primera cena de Estado que se celebra en 19 años en honor a un primer ministro canadiense. Demasiada presión para los Trudeau que se mostraron algo despistados y perdidos entre tanto fausto. Michelle, más discreta de lo que acostumbra en estas grandes veladas, optó por un palabra de honor floreado de Jason Wu. Barack Obama tuvo que recordarle a su invitado que se abrochara la chaqueta del smoking… Aprendices… Ay…

2016-03-11 07.52.48

Ay…

 

 

2016-03-11 07.49.40

El anfitrión no baja a buscarlos. Son ellos los que deben subir a la cima solos. Me encanta esta foto y todo lo que describe.

2016-03-11 07.50.43

El vestido de la señora Trudeau era un poco Wollywood

2016-03-11 07.49.16

Han pasado más de tres minutos y Trudeau sigue con la chaqueta del smoking desabrochada… Encima, la camisa se le entreabre…. ¡Error, horror!

2016-03-11 07.47.30

Obama llama la atención a su discípulo: «A ver, neñín, abróchate la chaqueta». Trudeau obedece. Menos mal…

2016-03-11 07.52.02

Brindis. Copa. Cristal. (Los que me sigáis en Twitter ya sabéis de qué hablo).

 

2016-03-11 07.48.49

Raro que las hijas de Obama asistieran a la cena…

2016-03-11 07.48.43

Las hermanas estuvieron poco acertadas con los estilismos

2016-03-11 07.46.59

Aquí, Malia y la actriz Sandra Oh (#hatehipsters) hiperventilando porque Trudeau no se abrocha la chaqueta del smoking

Captura de pantalla 2016-03-11 a las 10.35.53

La mejor foto de la noche: Lincoln disco party! #psicodelia

Captura de pantalla 2016-03-11 a las 9.19.48

Con permiso de esta, claro. Y que encima se quieran… ¡Ay!

Hubo tema… Pese a los calcetines de colores y lo de no abrocharse la chaqueta del smoking, Obama encontró simpático a Trudeau. Tanto que, aunque no sea de los facilitos, se lo llevó a un lugar más íntimo: ¡la habitación de Lincoln! No sé lo que pasaría allí, sólo espero que Obama se comportara como el caballero que (imagino) es y al día siguiente llamara a Trudeau, o le enviara un SMS (los wasaps son demasiado fríos para una relación que se pretende estable), con la buena intención de agradecerle la velada y planificar la próxima quedada ;)

Captura de pantalla 2016-03-12 a las 18.56.29