No intenten confundir al electorado

De cara al cara cara (hasta aquí la broma estúpida de Patry del día, #promiseyou) de esta noche, evitemos lucir la corbata del color que le correspondería al adversario. Se trata de un intento estúpido y ridículo de tratar de confundir al electorado indeciso… En 2008, Rajoy apostó, en sus dos enfrentamientos contra José Luis Rodríguez Zapatero, por una corbata roja socialista. En 2011, era Rubalcaba el que intentaba resultar algo más conservador con un lazo azul. Resultado: fracaso. Conclusión: que cada uno aguante su vela (su corbata, su programa, su ideario, sus años de gobierno…) que el electorado no es imbécil.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.