debateaseis

Debate a seis

debateaseisAl encontrarme ayer de viaje, me resultó imposible trasladar mis impresiones sobre el debate a seis en las redes sociales. Así que como de costumbre, trataré de plasmar a continuación mis observaciones sobre la indumentaria, la estética y la comunicación no verbal de cada uno de los aspirantes a representarnos en Europa.

SOSA WAGNER Puedo tolerar la pajarita de Elio Di Rupo porque suele ser siempre lisa (roja), pero ya si el estampado se complica en exceso… Y así estaba ayer el candidato de UPyD, excesivo. No es la pajarita a rayas azules y vainilla, no es el traje vainilla, no es siquiera el calcetín vainilla…, es pretender combinarlo todo y no saturar la pantalla y la retina del electorado. Aunque la intención sea llamar la atención, sería más conveniente centrase en un elemento en concreto. Me pasé todo el rato recordando la peli de Mary Popins, cuando el deshollinador baila con los pingüinos…

RAMON TREMOSA Aunque el nudo estaba bien hecho, la corbata era muy estrecha para el cuello italiano de la camisa blanca escogida. La alianza de oro se contrarrestó con tres pulseras de gomas que llevaba en la muñeca (si tenéis niños cerca, sabréis de qué os hablo…)

GONZÁLEZ PONS El popular, en cambio,  ni llevaba la camisa de su talla ni el nudo bien hecho y eso provocaba una marea de arrugas en sus prendas. Para alguien que tanto presume saber de comunicación, no entiendo que sostuviera un bolígrafo entre sus manos como recurso en su oratoria.

RAMÓN JÁUREGUI Como buen vasco, siempre impecable, salvo en lo de chupar la patilla de la gafa… Arghhhh…

WILLY MEYER Lo cierto es que no iba mal del todo. Camisa azul obrera, sin corbata,  y chaqueta (no era una americana, era algo más desestructurada)… Pero pese a que no se tratara de una americana, se le veía incómodo con ella. Aviso para los asesores: no sucede nada paranormal si el candidato (y más uno de izquierdas) acude a la tele en mangas de camisa (siempre que la camisa tenga una buena calidad). Además, el pantalón gris delataba que «la pseudoamericana» era una imposición de campaña electoral. Muy repeinado para ser él.

JOSEP MARIA TERRICABRAS  El de ERC, lejos del marrón y negro en el que se uniformaron hace unos años, fue el mejor vestido de la noche y sin tener que llevar corbata. La camisa blanca de algodón se notaba que era de excelente calidad. El corte de pelo y el afeitado, excelente.