cfk3

La mala pata de CFK en el Vaticano

Esta vez no fue ni su maquillaje, ni su peinado ni siquiera su estilismo el que acusó su retraso a una cita. La presidenta argentina, conocida por sus largas demoras, esta vez tenía mejor justificación para hacer esperar 15 minutos de reloj al papa Francisco. Y es que CFK sufrió un esguince la noche del domingo que le obliga a caminar lentamente con una fédula en la pierna izquierda. Como cabía esperar, escogió una bota ortopédica negra a juego con el traje chaqueta falda brocado que marcaba un luto rotundo y protocolar -abandonando así, por un día, su tímida apertura al black and white. La jefa de estado argentina cumple siempre con el dress code del Vaticano cubriendo su cabeza con preciosos sombreros y esta vez lo hizo con un pillbox (le hubiera favorecido con un recogido).  Como calzado, prefirió una bailarina. La suela plana o no solo se debe al accidente sufrido, en otras ocasiones a la casa del papa también escogió calzados más «humildes».

cfkpie

cfk2