cameronmerkel

Cameron y Merkel hablan entre fogones

Es la casa más famosa de Inglaterra pero más allá de la fachada poco se sabe de lo que esconden sus muros. Así que ayer, cuando el primer ministro británico accedió a que los fotógrafos entraran a su apartamento privado (en el 11 de Downing Street) para inmortalizar su encuentro -amistoso- con la canciller alemana, más de uno se emocionó al poder chafardear cada recobejo de la cocina-salita de los Cameron. Y es que si con la ropa adivinamos la personalidad del líder, si entráramos en sus alcobas acabaríamos conociéndolos más que ellos mismos -bueno, como último ejemplo el de Yanukovich en Ucrania . De hecho, hay un libro que se llama Las casas de los dictadores. Vamos, un Política y Decoración. En fin, centrémonos ahora en el hogar de los Cameron.

Antes de que os decepcionéis con la distribución del apartamento, que sepáis que la misma desilusión le produjo a Cherie Blair y luego, a Samantha Cameron. Sí, el tamaño de la cocina es propia de los minipisos de 50 m2 que en Barcelona te alquilan por medio pulmón y parte del otro (total, en un espacio tan reducido quién necesita respirar).

cameronmerkel

El primer ministro británico colgó en Twitter esta instantánea del encuentro con Angela Merkel en el sofá mostaza Fancy Nancy de su salita de estar. Mientras el primer ministro británico se decantó por su corbata lila (o lo lleva azul o la lleva malva), la alemana hizo un guiño a su colega escogiendo el azul Thatcher para su tres botones. Por cierto, pesa más Merkel que Cameron. Comparen como se hunde el cojín del sofá.

Una imagen casi idéntica a la de Cameron con Merkel se produjo en 2011 con Samantha Cameron y Michelle Obama como protagonistas. La verdad es que aunque la instantánea ya fue en aquella ocasión original -pocas veces los mandatarios acceden a que se puedan fotografiar sus estancias privadas, a no ser que estén metidos en campaña electoral-, fue aceptada como una propuesta amable propia de primeras damas (mujer, cocina, machismo….). Si en aquella ocasión, ya los medios británicos se volvieron locos escrutando cada detalle de la decoración de los Cameron, hoy con la nueva imagen se ha hecho un estudio comparativo. Si la primera vez nos enteramos de que a los Cameron les gustaba cocinar (electrodomésticos de alta gama y mucho libro de cocina), que eran amantes del buen café (cafetera italiana) y que muchos utensilios de cocina (cuchillos y sártenes) ya los tenían en su antiguo hogar en Nothing Hill, ahora sabemos que o David o Sam siguen o se propusieron seguir un método de dieta para perder unos cuantos kilos en 2 semanas.

cameronmichelle

En 2011, el Daily Mail detalló cada elemento de la estancia de los Cameron. Muy divertido curiosear en su librería.