dantepor

El afro regresa a la política estadounidense

El presidente estadounidense regresaba a la Casa Blanca acompañado por sus dos hijas, pero sin su esposa, de sus vacaciones navideñas en Hawai. Michelle Obama ha preferido alargar su descanso unos días más en el paraíso ante la inmediatez de su 50 aniversario. Sin la primera dama estadounidense de por medio,  todas las miradas se centraron en el peinado de Malia: dos moñitos laterales. Sin embargo, hace años que no vemos ya el cabello rizado ni de Malia ni de Sasha. Más que el recurso de la plancha diaria, entiendo que su madre les debió dar permiso para el alisado permanente. Una opción que no se plantea Dante de Blasio para su cabello con el que ha logrado que su padre se convierta en el nuevo alcalde de Nueva York. Porque a estas alturas nadie discute ya que Bill de Blasio ganó las elecciones principalmente gracias al voluminoso y esplendoroso afro de su hijo de 15 años. Y es que el peinado que puso de moda y defendió la líder comunista estadounidense Angela Davis hace ya unas décadas provocando el pánico de los tradicionalistas que lo consideraban un símbolo inequívoco de «radicalidad política», sigue sin pasar desapercibido. «Yo tuve el mismo en 1978… Aunque debo reconocer que mi afro jamás fue tan bueno. El mío estaba peor equilibrado», le dijo Barack Obama a Dante. No obstante, pese a la supuesta tolerancia hacia estéticas alternativas, al declarar Dante que solo se lavaba la cabeza una vez por semana (lo normal en este tipo de cabello), no tardaron muchos en aprovechar para atacarlo argumentando falta de higiene en el hijo del candidato a la alcaldía. Menos mal que la madre del niño y la esposa de Blasio (por cierto, feminista y lesbiana declarada) no tardó en  señalar la estupidez y soberbia occidental. Algo que también advirtió Malcolm X:  «Me juré que no tendría nunca más el pelo rizado, y efectivamente, me los desricé durante muchos años. Acababa de dar el primer paso hacia la degradación  de mí mismo. Me había unido a esa multitud de negros de América que, a base de lavados de cerebro, acaban creyendo que los negros son inferiores -y los blancos, superiores- hasta tal punto que no vacilan en mutilar y profanar los cuerpos que Dios les ha dado para parecer ´guapos´ a los ojos de los blancos».

maliairok

Malia, la hija mayor de Obama, siempre lleva la melena lisa. Para el vuelo, se recogió el pelo en dos moñitos latearales. En cambio, Sasha prefiere llevarlo bien atado.

family

Pero el aspecto del pelo de las niñas ha cambiado…

obamahair

y mucho… Esa es la cabeza de Malia!!!

dante

Dante de Blasio abrazando a su padre. Un afro perfecto.

obamdante

El de Barack Obama fue muy discreto en comparación con el de Dante.

angeladavis

Pero si alguien defendió el afro esa fue Angela Davis. Guapísima.