katecanas

Las canas de Kate Middleton

Criada en una casa donde hay tantos relojes como espejos, acabé odiando a los primeros y necesitando como el aire que respiro a los segundos. Y en esa contemplación casi obsesiva rara vez se descubren cosas buenas, mientras que las malas acaban tomando todo el protagonismo. Por eso, las primeras canas que asoman por mi cabello me han sorprendido y harta de tantas supersticiones, probé a arrancarme alguna. No lo hagáis, he comprobado rápidamente que no se trataba de ninguna leyenda… En fin, que cuando estaba convencida que nuevamente la genética se reía de mí y que mi inmadurez voluntaria no evitaba el paso del tiempo, observo complaciente que las raíces de la duquesa de Cambridge también están blancas. El príncipe George la debe estar agotando.  Sí, y ya lo sé:  «Pena de muchos, consuelo de tontos».

kate

Kate Middleton participó ayer junto a su marido en algunos de los actos conmemorativos en honor de los soldados caídos. Para la ocasión, la esposa del príncipe William combinó el broche de la amapola con un abrigo rojo de LK Bennet.

kateamapola

El príncipe William lució también el broche de la amapola en la solapa de un traje azul oscuro. Qué lástima que este chico no haya heredado la elegancia de su padre.

katecanas

Quizá no tuvo tiempo de pasar por la pelu o está reivindicando la belleza de la cana a lo Kate Moss (yo tampoco lo descarto). Con o sin pelos blancos, la melena de Kate es envidiable.

4 thoughts on “Las canas de Kate Middleton

  1. Patry, yo ya sabes que soy fan de las canas. Por suerte no soy famosa si no me pondrían a caer de un burro por lucirlas. Es raro que en una peluquería no me digan que cómo no me las tiño. ¡Hartita estoy! Pero Kate, nuestra adorada Kate, me temo que no puede permitirse estos lujos. ¡Un beso y feliz fin de semana!

  2. Patrycia Centeno

    Sylvie! Qué alegría leerte ya por aquí!!! Quizá no me he explicado bien, pero yo soy muy fan de las canas. Siempre que estén bien cuidadas y no sobresalgan a su antojo por las patillas de una mujer o en plan mechones en un hombre (Urdangarín o Ignacio González). El pelo blanco es precioso! Besitos, niña!

  3. Yo nunca probé a quitarme una sola de mis canas… no me iba a servir de mucho sabiendo que juega en contra la genética familiar (tengo una tía que desde siempre ha tenido el pelo blanco, blanco como la nieve). Además, mis disgustos me han costado conseguirlas… ;)
    Hay que reivindicar la cana como símbolo de experiencia y madurez, siempre que se lleven con dignidad, claro.
    Es eso, o convertirnos en Rajoy… ;)

  4. ¡Síiii, Patry! Claro que te has explicado bien. No te he notado ninguna animadversión hacia ellas, ¡ja, ja! Pero vamos, quería decir que si a mi me dan la tabarra con ello, no quiero ni pensar a un personaje público femenino la que le puede caer… ¡Un besiño grande y gracias por tu bienvenida!

Comments are closed.