Junqueras se desboca

En estas últimas semanas de clases, seminarios y conferencias en distintos lugares, siempre acaba algún asistente preocupándose por el ascetismo que padecen los republicanos catalanes desde que desapareciera Josep Tarradellas. Es como si la primera línea de ERC deseara expresamente afearse (un hecho raro que socialmente también se da con cierta frecuencia). Obligado a dejar de utilizar corbata -decisión no tomada (como sería lógico) por la incomodidad (estética y moral) que le produce llevarla sino porque ahora, al igual que le sucede a Joan Herrera, hay que competir con las camisetas pancartas de la CUP -, el cuello de Oriol Junqueras se desboca totalmente incontrolado. Por eso ayer, en el Consell Nacional de la formación catalana, el líder de ERC -de pie, sujetando el micro en la mano y mostrando el pecho lobo (menos mal que no se veía el vello)- parecía que fuera a arrancarse con una canción de Julio Iglesias en cualquier momento. Lógicamente, la cosa no se solventó cuando optó por sentarse: la tensión que sufría la camisa para amoldarse a la relajada figura del republicano se evidenciaba por la curiosidad de su michelín asomando por el espacio entre los botones. La solución es bien sencilla: o empieza a hacer ejercitarse u opta por comprarse ropa para su nueva talla (tanto física como política). Banda sonora de Oriol para Artur Julio Iglesias – Hey – Spanish Version

Su compañera teme recibir el impacto del último botón de la camisa de Junqueras.