La contención de Peña Nieto y Angelica Rivera

La toma de posesión del nuevo presidente mexicano se ha visto eclipsada por la batalla campal orquestada en su honor. Sin embargo, las protestas no impidieron que Peña Nieto cumpliera con el protocolo de recibimiento de mano. Para la ocasión, el dirigente iba inmaculado, como siempre. Una perfección que casa con la de su esposa, la Gaviota (Angelica Rivera es una famosa actriz de culebrón… ¿Raro? Nosotros tenemos a una presentadora de informativos de princesa). Sin embargo, ese aire altivo de la pareja -tan propio de portada de Hola- es excesivo. La contención aparente es excesivamente peligrosa en política. Deberían trabajar la naturalidad.