Fátima Báñez, ese extraño ser

La ministra de trabajo reveló ayer un dato sumamente interesante para todo aquel que se sienta identificado con especímenes similares a Mariló Montero : «Con toda claridad, los funcionarios también son personas».  Sin embargo, toda buena norma tiene su excepción y las pintas de Fátima Báñez (empleada pública) aún no me han demostrado que se trate de una persona. ¿Qué debe suceder cuando se moja el pelo?

PD. Por favor, ¡¡¡que alguien le depile las cejas!!!!!

4 thoughts on “Fátima Báñez, ese extraño ser

  1. lanudavi

    «Con toda claridad, los funcionarios también son personas”. Sin embargo, toda buena norma tiene su excepción y las pintas de Fátima Báñez (empleada pública) aún no me han demostrado que se trate de una persona»

    Patrycia, creo que algunos comentarios que realizas en tu foro sobre personas son vejatorios y distan mucho del buen trabajo que hiciste en tu libro «Política y Moda». Evidentemente el foro es tuyo y tu decides la línea que quieres seguir, yo tomo la decisión de dejar de consultarlo.

    Mucha suerte en el futuro,
    Quique

  2. Patrycia Centeno

    Lamento tu marcha, Quique. Pero hay que tener un poco más de sentido del humor, más cuando se habla de ciertos políticos que con su actitud y declaraciones humillan continuamente a los ciudadanos que representan. En el caso de Báñez, sólo me serví de su propia medicina. Y me mantengo en lo mismo, hay ciertas personas que aún deben demostrar que lo son.

    PD. Las pintas de la ministra tienen que ver con su indumentaria y peinado. Si alguien fue más allá, habrá que juzgar al lector.

Comments are closed.