La comparecencia de Rajoy en tinta azul

Pegándome un baño estaba yo cuando ha empezado mi móvil a sonar y a recibir mensajes de alarma. ¿Fuego? No, Rajoy compareciendo. Salgo del agua y al ver la que se está montando, decido regresar a casa. El presidente del gobierno siente pavor a este tipo de parlamentos y se nota que se ha estado preparando toda la mañana -incluso, al terminar, ha intentado colocarse de nuevo  el reloj de pulsera (supongo que los nervios le han impedido insertar la aguja en la correa) que había dejado sobre el atril para controlar el tiempo). La perfecta raya de su cabello no dejaba ningún pelo al rescate (como es costumbre), el nudo de la corbata estaba bien y el resto del estilismo intentaba no eclipsar la atención tontamente. Así que todas las miradas acudieron al color de su corbata. El azul, además de ser el color corporativo de su partido, invita a la reflexión. Justamente lo que nos asegura Mariano Rajoy con la palabra que está haciendo: tomar una decisión definitiva sobre la posibilidad de un rescate. Pero para no parecer excesivamente preocupado, el lunar blanco le quitaba cierto hierro al asunto, buscando una serenidad enterrada desde hace ya demasiado tiempo. Lo más inquietante, otra vez su bolígrafo. Además de no haberle enseñado aún a controlar sus nervios ante la prensa, la tapa azul se les ha colado a sus asesores. La tinta negra es con la que se firman los documentos oficiales (una especie de «te doy mi palabra»), la azul posee más fiabilidad que el lápiz pero en cualquier momento es posible cambiar de opinión. Es decir, leamos su discurso como un donde dije digo, digo Diego. ¡Ojo con las pensiones y los 400 euros a los parados! Si la indumentaria no miente (y pocas veces lo hace), caen para septiembre.

2 thoughts on “La comparecencia de Rajoy en tinta azul

  1. Pingback: Antoni Gutiérrez-Rubí » El storytelling de Rajoy

  2. Como cayeron la subida del IVA, y los recortes en Sanidad, Educación y funcionarios… desgraciadamente no hay que ser muy lince para saber que efectivamente, hasta ahora, sonde dijo digo, dijo Diego…. :(
    Tentada estoy de traerme a mi madre conmigo a Heidiland…

Comments are closed.