Al rescate de las cabezas rayadas

Utilizarán todos los pseudónimos que quieran pero sí, necesitamos un rescate. Un rescate de humildad, solidaridad, cultura, honor y talento. Porque estoy cansada de ver como cuelgan del cuello las mismas corbatas rayadas. Un accesorio y un estampado que lo único que demuestra es que aunque las cabezas portadoras sean distintas, solo les entra (y les sale) el mismo discurso. Banda sonora para el rescate, la crisis, la banca y la clase política David Civera – Que La Detengan («Que la detengan, que es una mentirosa, malvada y peligrosa. Yo no la puedo controlar. Que la detengan. Me ha robado la calma, se ha llevado mi alma y no me ha dejado ná»)

Duran i Lleida (tonos lilas y americana abrochada) y Mariano Rajoy (tonos verdes y americana desabrochada) esta tarde en los pasillos del Congreso.

¡Arriesguemos, señores! Léase, innovemos, evolucionemos…

Mi preferida es de Breuer, 100% seda y cuesta rebajada 59 euros.

 

Esta es de cachondeo (55 euros y 100%seda), pero si algún día la prima de riesgo baja se la podría poner De Guindos. Al ministro le encantan los estampados imposibles. Este, por lo menos, ¡da vidilla!

 

Ideal para alguien de izquierdas, izquierdas que lleve un traje entallado negro, camisa y Converse blancas y esta preciosa corbata de seda negra de Martin Margiela (45 euros). Ya, lo sé: estoy flipando. Pero soñar, de momento, aún es gratis.