La elegante sencillez de Christine Lagarde

Francia podría darnos lecciones en los más variados temas  pero sobretodo en estilo (aunque estoy convencida de que con el chic francés se nace, no se hace). Si estos últimos días hemos estado analizando la indumentaria de los nuevos ministros galos, hoy nos detenemos en la directora del FMI. Christine Lagarde, como el ocurre a muchas de sus compatriotas, es la elegancia personificada. Y su look no es nada complicado (aparentemente): cabello plateado, mismo corte de pelo desde hace años (cuando algo funciona para qué cambiarlo) y confiar en la madre de la moda moderna mundial: Coco Chanel. Ayer en Londres, así lo hizo.

Lagarde aconsejó ayer a los ingleses (de momento, solo en materia económica). Lució un traje negro, con blusa de topos y un collar de perlas de tres vueltas (¿bueno o bisutería?).