Una mancha de yogur en el pantalón de Obama

Pensé por un  momento que el presidente de EEUU también tenía momentos torpes. Pero nada más lejos de la realidad. En una visita a Colorado, y antes de subir al coche blindado, una joven emocionada se acercó a Barack Obama para saludarlo. La chica llevaba en su mano un yogur (¿de mora o frutos silvestres?) que acabó derramando, debido a los nervios, sobre el pantalón del mandatario y el personal del servicio secreto. Rápidamente, y mientras bromeaba con ella («ahora tendrás una historia curiosa que contar por ahí: tiraste yogur encima del presidente»), Barack Obama procedió a limpiarse cuidadosamente con una servilleta el desperfecto. Sin yogur, el líder estadounidense protagoniza hoy la portada de Rolling Stone.

Los restos del delito permanecen tirados en la calle. Obama intenta que no queden huellas en sus pantalones y los fotógrafos se ponen las botas con el momentazo.

Quisiera ver una secuencia parecida con otros presidentes... A ver qué tal se les daba.