Rita Barberá en su Valencia Fashion Week

Valencia está de moda. No lo digo sólo porque hace dos minutos comentáramos la expulsión de la diputada de Compromís, Mónica Ortega, del Parlament, también porque hoy se ha inaugurado la glamourosa Valencia Fashion Week. Esta pasarela no tiene Mercedes ni código postal (total, para lo que sirve) pero cuenta con el apoyo (económico y estiloso) de la alcaldesa Rita Barberá. La popular ha explicado del desfile al que ha acudido que hay diseños que no se pueden poner en el día a día, pero que hay muchos otros “muy bonitos que sí, como el chaleco largo de pieles”, uno de los que más le ha gustado. En fin,  “mira lo que se avecina a la vuelta de la esquina, viene Rita rumbeando…”  Las Ketchup – Aserejé

Abrigo camel largo, muy tendencia este año. En vez del rojo Barberá, la alcaldesa ha preferido el fucsia. El collar de perlas ha aumentado las cuentas y ya le llega hasta el ombligo.

 

La popular ha acudido al desfile de un peletero (querrá informar a su colega Ana Botella de las últimas tendencias). No le he visto el bolso LV (según ella, "el regalo habitual") pero quizá lo ocultaba debajo del abrigo hecho un ovillo (mi tía te reñiría si te viera colocarlo así). Por cierto, el director de la pasarela cada vez está más consumido. Se ve que le han recortado el presupuesto a la mitad (200.000 euros). Ya se sabe, estamos en época de vacas flacas...