Ana Botella, alcaldesa de Madrid

El paréntesis de las fiestas navideñas concentró ayer numerosas citas gubernamentales. Aunque para mí no fue un buen día (me haría falta un abrigo como el de Aguirre para que me diera fuerza), la familia Aznar – Botella estaba encantada con ver como la ex primera dama se convertía en alcaldesa de Madrid. Sin embargo, al rey no se le vio demasiado entusiasmado con la inauguración de la nueva legislatura (demasiados disgustos, aunque con lo que cobra -140.519 euros netos al año- yo estaría dando palmas con las orejas…).

Ana Botella escogió, para jurar su nuevo cargo, un traje chaqueta de falda negro con cremallera . El broche feo ya lo ha lucido en otras ocasiones. Estoy tan baja de moral que hasta las palabras de la alcaldesa al expresidente Aznar me emocionaron...

 

Ana Mato, en su línea: aniñada y con moreno Baqueira Beret. El abrigo de paño rojo con cuello lazo de Esperanza Aguirre daba un subidón, subidón...

 

El dos piezas de la reina en violeta era precioso. Letizia, siempre que acude al Congreso, escoge estilismos demasiado solemnes. El de ayer, vestido y abrigo en tonos verdes de tweed.