Los secretos de belleza peor guardados

Recomiendan los catalanes que para una saludable memoria hay que comer “cues de pansa”. En el caso de los ayudantes de Gordon Brown tendrán que comprarlas a kilos. Cada vez que salen de casa con una capeta “top secret”, la extravían;  la última poseía los trucos de belleza del primer ministro inglés.

Según revela hoy el diario The Sun, un ayudante del primer ministro británico Gordon Brown se olvidó en un taxi londinense una mochila con diferentes documentos; entre ellos, uno que describe los secretos del maquillaje del mandatario. La nota detalla los trucos que los asistentes de la residencia de Downing Street utilizan en distintas zonas del rostro del dirigente laborista: entre ellas, una espuma para darle cierto brillo, y otros mejunjes y polvos.

Pese a que un portavoz de Brown ha restado importancia al episodio alegando que todos los políticos se maquillan antes de intervenir en la televisión, el suceso se ha convertido en la anécdota de la jornada.

El documento señala que la rutina de maquillaje del primer ministro incluye la aplicación de una base y de un delineador de ojos -otra cosa es que con ello se obtengan resultados positivos-. Los secretos de belleza del político laborista incluyen también instrucciones para el uso de los productos. En el texto extraviado, los asesores recomiendan «extender bien» las cremas o que el maquillaje deba aplicarse «de manera uniforme. Como pintando una pared». Además, aconsejan que también se maquillen «las orejas» para que no haya contraste.

The Sun
recuerda también que las cuentas de Brown nunca especificaron gastos en cosméticos.