Ella es Yoko Ono, ¿y tú?

(…) Estos días, cuando todo lo político parece precipitarse y todos desconocemos hacia qué o dónde, resulta que despellejar al intelectual o artista que se atreva a opinar sobre el 1-O se ha convertido en deporte nacional. Lo más inquietante es que para deslegitimar al valiente (el que se identifica, se moja, se libera…), en vez de rebatir con argumentos su posición en este asunto en concreto, acaban muchos burlándose y despreciando su obra. Es entonces cuando el debate se convierte en monólogo (sólo me interesan los que piensen, sientan, coman, beban y vistan exactamente como yo), y el humano en borrego. SEGUIR LEYENDO

 

yoko

No votes “no” a la República

Desde la lectura visual, la composición (provocación) del cartel me parece sensacional. Un retrato de Francisco Franco pidiendo que no se vote el 1-O. Es decir, el ser más detestable y temido de nuestra historia reciente imponiendo (mirada y barbilla altiva y uniforme castrense) que no participemos en el referéndum. He ahí cuando el mensaje subliminal actúa, y el rechazo al personaje que nos aconseja provoca que deseemos hacer justamente lo contrario de lo que nos propone. Pero es más, al leer el eslogan escrito de carrerilla sale: “No votes No a la República”. Y como en el lenguaje lógico dos negaciones son una afirmación, sutilmente logra la pretensión anhelada por el autor: “Vota Sí a la República”.  SEGUIR LEYENDO

FRANCO

 

La Merche

“La Mercè és una noia de barri”, advirtió Javier Mariscal al presentar su cartel para las fiestas de la Mercè. “Lleva un collar reciclado y unas gafas de sol con placas solares”, siguió detallando el artista sobre su creación. Pero conforme hablaba, resultaba imposible atender a otra cosa que no fuera el hecho de que ese hombre parecía que se acabara de levantar de la siesta o una mala resaca (y no sólo por los pelos y la camiseta marcando anatomía cervecera);  y si te decantabas por admirar la obra, acabas preguntándote por qué a la “Merche” (no es broma, la rebautizaron así) no la habría dejado desnuda como a Cobi… Pero toda esta reflexión se podía llevar a cabo si eras capaz de abstraerte al menos por un minuto del calzado de Jaume Collboni. El regidor de cultura acudió a la cita con traje oscuro y zapatillas blancas (no deportivas de caña alta, no: ¡bambas!). SEGUIR LEYENDO

cartell-kxdB--620x349@abc

Tampoco querían que las mujeres votáramos…

Esta última semana me he retrotraído al año 1931, a la lucha en soledad de Clara Campoamor y al lamentable veto de una parte de la izquierda al sufragio femenino. Algunos líderes de Podemos y Els Comuns se han reencarnado en Victoria Kent. Cuando ha llegado la hora de alzar la voz, le han vuelto a decir a Clara Campoamor que “es necesario aplazar el voto femenino” (hoy, el de autodeterminación). Las razones y argumentos que presentan en 2017 son tan  reaccionarias como los que el Partido Radical-Socialista esgrimió en su día para impedir el voto de la mujer. Si los izquierdistas coetáneos de Campoamor aducían la supuesta dependencia de las ciudadanas españolas a la Iglesia y temían que eso hiciese que su voto se decantase a la derecha, hoy le reprochan a la CUP y ERC que vayan de la mano del PDeCat: “¿Es legítimo querer dejarnos aquí con Borbones y Bárcenas e ir de la mano de los Pujoles?”, planteó Alberto Garzón en Twitter. SEGUIR LEYENDO

14437165452699