Brilla!

Al tratar de extraerme de la triste realidad política andaluza, viajé a América para seguir a Alexandria Ocasio-Cortez. La mujer más joven del Congreso de los EEUU (29 años) prometía su cargo hace sólo unos días ataviada con un traje blanco en homenaje a las primeras sufragistas norteamericanas. Su sempiterno carmín rouge, el precioso tono de su tez, la larga melena negra y una amplia sonrisa de orgullo e ilusión provocaban que una no pudiera apartar los ojos (o la cámara) de su brillo personal. SEGUIR LEYENDO

ocdancing

 

Bolsonaro; ¿pero es que no lo veis?

Seguimos soportando la cantinela de que los votantes de Jair Bolsonaro son sólo víctimas indefensas del sistema y de las mentiras del populismo (mejor dicho de la oclocracia, la muchedumbre). Se intenta evitar responsabilizar al ciudadano de su elección, incluso argumentando que el problema se debe a la incapacidad de la izquierda mientras gobernaba el país (algo que influye pero que espero que no logre que la gente se convierta de repente en ultraderechista). El votante de Bolsonaro, como el de Santi Abascal o Marine Le Pen me producen el mismo sarpullido que los participantes y telespectadores de Gran Hermano o First Dates. SEGUIR LEYENDO

190104_PATRY2

A Sota

Llevo días pensando en ti. La primera noche después de ver lo que te habían hecho, no pude conciliar el sueño. Abrazaba a Naya e imaginaba cuál hubiera sido mi reacción si a ella un desalmado le hubiera pegado un tiro por protegerme. Nunca sabes cómo podrías reaccionar en una situación de crisis, pero algo me dice que yo también hubiera acabado presa o muerta por defenderte y vengarte. Porque todos los animales -los no humanos, más- somos muy buenos hasta que nos tocan lo que más queremos. Y tú, Sota, debías ser lo más preciado de la vida de tu humano; como Naya lo es para la mía y, quizá, como vuestros humanos lo somos para vosotros, los perros. SEGUIR LEYENDO

58